“Oísteis que fué dicho: Amarás á tu prójimo, y aborrecerás á tu enemigo.Mas yo os digo: Amad á vuestros enemigos, bendecid á los que os maldicen, haced bien á los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos: que hace que su sol salga sobre malos y buenos, y llueve sobre justos é injustos.”

 Mateo 5: 43-45